Cartas Forales
Category

  • Del fondo y la forma

    Autor: Rafel Calle

      Continue Reading

    30 diciembre, 2018 • Cartas Forales, Revistas • Vistas: 0

  • Carta a Ferreiro

    Rafel Calle

    J. J. Martínez Ferreiro y Rafel Calle, en los inicios de Alaire

     

    Autor: Rafel Calle

    Continue Reading

    17 mayo, 2018 • Cartas Forales, Revistas • Vistas: 0

  • A vueltas con el evolucionismo

    Autor: Rafel Calle.

    Continue Reading

    24 octubre, 2017 • Cartas Forales, Revistas • Vistas: 0

  • Diferencias entre poema en prosa y prosa poética

    Autor: Rafel Calle

     

    Queridos amigos del foro Alaire:

    Lo primero que apunto es que la diferencia no está entre poesía y narrativa, por la sencilla razón de que la narrativa no es exclusiva de la prosa, es decir, existe el poema que narra tal y como puede hacerlo la prosa.

    La poesía no es antagónica de la prosa. Antagónicos son prosa y verso. El poema puede escribirse en verso y en prosa. La prosa no puede escribirse en verso.

    Una novela, una obra de teatro, un diálogo…, incluso, por poner un ejemplo extremo, un anuncio de prensa o televisión, a su vez, pueden ser poemas. Todo depende del lenguaje que se haya utilizado en cada caso. La poesía es el padre y la madre de la literatura, por consiguiente, es el cénit del lenguaje literario.

    Dentro de las más de trescientas figuras retóricas que forman el lenguaje literario, unas son más complejas que otras desde el punto de vista cognitivo. Los tropos, el tratamiento sinestésico, la polisemia, el simbolismo… pueden procurar una gran complejidad semántica, lo cual nos lleva a la dificultad de comprensión de lo leído, a diferencia de otros elementos que ayudan a la comprensión, por ejemplo, el símil, aforismo, anáfora, perífrasis, en general las figuras de dicción…; así que, con mucha frecuencia, cuando un texto se nos presente con la suficiente complejidad, no tendremos problemas para catalogarlo como poema. Las dudas vendrán cuando un texto se presente a base de un lenguaje que no tenga obstaculos para ser aprehendido, cuando el mensaje sea o parezca nítido desde el punto de vista literal.  Sin embargo, en todos los casos podemos hablar de poema. Es decir, el poema está por encima de la dificultad de ser comprendido desde la racionalidad. Sencillo o complejo, ambos pueden ser poemas.

    Se tiene que ir con mucho cuidado al utilizar el término “poético”. Poesía no es una escultura ni una pintura ni cualquier otro elemento que no pertenezca al lenguaje literario. La excepción está en la música. Obviamente, la poesía está casada con la música, basta con escuchar cualquier pieza de la música ligera y nos daremos cuenta de que las letras son poemas, de más o menos calidad, de más o menos rigor literario, pero conforman una especie de poema o pseudopoema donde se suele echar mano de los recursos más fáciles y/o más eficaces desde el punto de vista rítmico, cuales son las rimas, asonancias y, claro está, las anáforas (repeticiones continuas). Este asunto, viene a incidir en mi teoría de que actualmente se escucha más poesía que nunca; la poesía se lee muy poco, porque continuamente se está escuchando. Todo el mundo escucha canciones. Y sí, ese es el gran problema que tenemos los poetas que escribimos. Se me ocurre que lo único que podemos hacer es intentar escribir lo mejor que nos sea posible. Y ya veremos si cambian las modas.

    El poema en prosa, tanto si es narrativo, como si no, independientemente de su complejidad literario-semántica, solo se diferencia del poema en verso, en su estructura formal. El verso busca la estética y, deshaciéndola, se halla la prosa; eso es todo.

    La prosa poética no tiene nada que ver con el poema, si bien, esta clase de textos pueden albergar pasajes donde el lenguaje rítmico-literario aparezca tan profuso y/o complejo como en un poema, en general, se tratará de un lenguaje literario más sencillo, más aprehensible para el lector. Por otro lado, en la prosa poética, la eficacia rítmico-melódica de los campos sintáctico-semánticos, no es la misma que en el poema en prosa.

    Seguiremos, queridos colegas.

    Abrazos.

     

    29 junio, 2017 • Cartas Forales, Revistas • Vistas: 0

  • Fondo y forma inseparables

    Autor: Rafel Calle.

    Estimado amigo Óscar Distéfano:

    Opino que forma y fondo son una misma cosa. Como tú, creo que lo importante es el fondo, pero también creo que no hay fondo sin forma, la que sea, tiene que haberla forzosamente. Pienso que fondo y forma son una cuestión de talento transmisor, van unidos porque no puede ser de otra manera. La forma es el vehículo que utiliza la energía transmisora o el talento, y, claro, cuantas más formas se conozcan, más posibilidades de transmisión para el fondo.

    Veamos, se empieza y se termina desde el cerebro. A la hora de crear, no puedes salir de la mente. El escritor, en muchas ocasiones no es capaz de ser consciente de lo que está creando, por la sencilla razón de que el proceso de creación es instantáneo, solo podremos ser conscientes de lo creado, una vez que lo leamos. Para poder leerlo, tiene que haber sido escrito.
    En ese proceso instantáneo, para vestir el pensamiento, nuestra mente recurre al banco de datos donde aguardan las formas. Dado que el cerebro actúa por la ley del mínimo esfuerzo, la forma que elija en cada ocasión, corresponderá a la forma que más conozca, que tenga más reciente y que mejor se acomode a lo que pretenda transmitir.

    Y he ahí el quid de la cuestión. Dependerá de los conocimientos que se tengan de las distintas formas, el que un autor tenga una obra uniforme o una obra pluriforme. Si no se conocen las formas, el autor solo podrá escribir verso multimétrico y, por lo general, de baja calidad rítmico literaria y, sobre todo, estética.

    Cuando hablo de forma, quiero referirme a la escritura y a todos sus aspectos, además de los propios del verso o del versículo, así que, la forma no solo se refiere al tipo de versificación, sino que también comprende aspectos como la gramática. Y digo que fondo y forma son la misma cosa, porque solo puede haber fondo si hay forma, no hay fondo sin forma. Y afirmo que la forma por sí misma carece de importancia, porque puede haber forma sin fondo, o sea, la forma por sí sola no significa nada aunque pueda tratarse de un ejercicio métrico en el caso del verso medido. Por ejemplo: se puede escribir un soneto métrica y rítmicamente perfecto y, sin embargo, de una calidad muy por debajo del mínimo considerable, deplorablemente vacío de contenidos lírico, literario o semántico.

    Dicho esto, una vez que nace la forma, también nace la poesía escrita. Una vez escrita, la forma es como un chicle, se puede alargar, acortar, mezclar… y el fondo siempre será el mismo, es decir, si coges, por ejemplo, un soneto endecasílabo rimado, deshaces los versos y lo conviertes en cualquier otra combinación, aun en versículo, el poema seguirá diciendo lo mismo. Lo único que habrá cambiado serán aspectos estéticos y estilísticos, pero incluso el ritmo será el mismo, salvo en el asunto de la pausa versal.

    Por eso digo que fondo y forma son la misma cosa y por eso digo que una vez escrita, ojo, una vez escrita, no antes, la forma tiene la importancia que tiene y no tiene ni un ápice más.

    Otro tema es que a algunos de nosotros nos guste escribir todo tipo de combinaciones y, por supuesto, me pasa como a ti, el verso medido me encanta, aunque también me gusta el multimétrico o el versículo porque permiten trabajar el lenguaje literario con más libertad, prácticamente sin ataduras, lo cual nos da un lenguaje más completo desde el punto de vista técnico, literario y semántico, es decir, el desarrollo del lenguaje en el verso medido y rimado se tiene que aclimatar a tales circunstancias y ello conlleva una especie de figuras concretas que, al margen de los tropos, son más sencillas porque se aprovechan para cuadrar metro, rima… En el verso multimétrico, la libertad es mucha, puesto que solo hay una condición, la pausa versal, pero es una condición muy asumible por elástica, además con réditos en todos los campos, ya que permite adentrarse en la sintaxis, la semántica, la musicalidad, la estética…, aportando más o menos complejidad y, en todos los casos, elementos renovadores.

    En fin, nosotros, afortunadamente, podemos escribir como nos apetezca, un día escribimos una estrofa clásica y otro día nos da por trabajar de otra manera. Es lo bueno de haber aprendido los recovecos de la versificación.

    Abrazos.

    26 febrero, 2017 • Cartas Forales, Revistas • Vistas: 0

  • Los foros de poesía hoy

    Autor: Rafel Calle

     

    Para mí no es una sorpresa que los sitios web se vayan imponiendo como el medio ideal para publicar poemas. Desde el primer día que entré en un foro, supe que acabarían imponiéndose como la mejor y casi la única manera de aprender a escribir poesía y, claro, como el mejor soporte mediático para publicarla.

    Por un lado, la labor didáctica y, por otra parte, el trabajo editorial; he ahí las dos razones fundamentales para la existencia de los foros literario-poéticos. Por consiguiente, caben autores principiantes y autores avezados. Lo ideal es una mezcla de ambos.

    A partir de aquí, se necesita un grupo de autores que escriban bien y que se muestren educados y solidarios. También se necesitan personas que constantemente vigilen el buen funcionamiento del foro. Y, por último, se precisa de gente que ponga su dinero a fondo perdido. Dicho esto, a nadie le puede extrañar que los foros sean sitios muy especiales, muy valiosos y muy necesarios para todo aquel que quiera aprender, mejorar o publicar sus obras, pero también lugares muy difíciles de vertebrar y más difíciles de mantener.

    Un foro de poesía es un auténtico tesoro. Poemas, comentarios, debates, opiniones…, todo a disposición de los lectores aun más allá de nuestros días; cuando no estemos, nuestra obra, nuestras opiniones… perdurarán a lo largo del tiempo como el testimonio de nuestro paso y de nuestro pensamiento. Pepe, Antonio, Juana, María… se habrán ido, pero su paso quedará escrito en el foro que hayan habitado.

    Es por ello que creo que los foros son un importantísimo patrimonio cultural. Cuando pienso que un foro como Poesía Pura pueda dejar de funcionar, me entra una gran congoja. ¡Cuántos y cuántos tesoros poético-literarios alberga en sus entrañas Poesía Pura! Creo que fue en el 2004, entré y me deslumbró. Allí aprendí a dar los primeros pasos en el mundo del poema y allí me obsesioné con la poesía y el medio digital. Espero y deseo que Pura continúe con su actividad.

    Y, bueno, aprovecho para animaros a todos a que dejéis vuestras opiniones en los trabajos de los compañeros y, sobre todo, que los leáis y que también dejéis constancia de ello; no hace falta un gran comentario, basta con unas pocas palabras, porque de este modo se consigue que haya una rotación en las publicaciones.

    También quiero recordar que no conviene elogiar desmesuradamente y menos sin leer las obras; cuando alguien se deshace en elogios hacia un trabajo que tiene poca o ninguna consistencia literaria, demuestra que no ha leído ese trabajo y le hace un flaco favor al autor de turno, porque lo lleva al engaño.

    No hace falta decir que un foro es una editorial. En una editorial lo mínimo que se pide es que se escriba correctamente. Nosotros, en Alaire somos exigentes, pero cada día lo seremos más, de eso que no os quepa duda, porque si hay un cáncer mortal para los foros, no es otro que la falta de pulcritud gramatical en las obras. Ese es el mayor cáncer que puede tener un sitio literario.

    Refiriéndome a Alaire, por un lado, existe un grupo bastante numeroso de autores que muestran altas prestaciones rítmico-literarias y, además, son afectuosamente solidarios con sus compañeros; por otra parte, el nivel medio de calidad rítmico-literaria del foro, está en unos parámetros bastante dignos, de todo lo cual, solo podemos alegrarnos.

    Abrazos.

    4 noviembre, 2016 • Cartas Forales, Revistas • Vistas: 0

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para realizar el análisis estadístico de las preferencias de los usuarios y mejorar la navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta el uso y si no lo desea o prefiere cambiar la configuración puede obtener más información a través de nuestra Política del uso de Cookies.

Aceptar Más info