Página 1 de 5

Marginados

Mensaje sin leerPublicado: Mié, 09 May 2012 1:16
por Ana Muela Sopeña
La orfandad nos acecha
con aislamiento frío en el mutismo.
En medio de las sombras deliran los cartílagos
y la luz se resiste
a que todo en nosotros sea un hueco
de carencia y marasmo.
El animal que rige nuestra piel
efectúa la huida a un bosque oculto,
donde la luna escapa al Gran Hermano.

Nos persigue el exilio
en la desolación de terremotos
y en el cuerpo del mundo el agua nos sumerge
en la ciudad de arena.
Las nubes contaminan nuestros bronquios
con trazados de chemtrails.
En el viaje la alquimia nos da vértigo,
la desnudez nos llena de peligros
y olvidamos lo efímero de todo.

Los refugiados miran
con miedo sobre el sol de medianoche
y un pánico de niebla el declive del Nasdaq.
El petróleo dirige
el llanto de los niños de la Tierra
y una lágrima cae
en los labios hambrientos de los hombres,
mientras un grito agónico de ancianas
horada la memoria de la gente.

Prostitutas muy jóvenes
se hacinan en los cuartos y no salen
a contemplar las horas en la nostalgia apátrida
que el barro les delata.
Clientes que deslizan su mentira
a través de los cuerpos
transmutando billetes en placer,
convierten la fricción en un teatro
donde ya nada es lo que parece.

Parados en sus casas
vagan en extravío por las cuevas
sin futuro ni aire, en túneles de bronce.
Darwinismo feroz
que convierte recursos en basura.
Redactan el currículum
como el mito de Sísifo, girando,
en la explosión de lunas sin cristales,
caminando sin rumbo por la línea.

Los náufragos respiran
en el mar del estrecho, tan temible,
al tiempo que las algas y las estrellas rojas
simbolizan las pérdidas
en océanos llenos de esperanza.
Un púlsar es latido
de inmigrantes que llegan sin papeles,
en pateras que son como un espejo
de la incesante búsqueda de vida.

Los desahuciados lloran
desnudos sobre sacos de cemento
en un ritual de lodo, despojados del numen,
arrastrando la nada.
Vacíos de hipotecas imposibles
donde el robo es lo único
que destella al final de rutas vanas,
en espíritus ávidos de sueños
que la lluvia destroza cada noche.


Ana Muela Sopeña

re: MARGINADOS

Mensaje sin leerPublicado: Mié, 09 May 2012 8:38
por Pilar Morte
No te has dejado a nadie en este conseguido y dicente poema. Me gustó y lo disfruté. Soy de la opinión que hay que alzar la voz en los versos.
Abrazos
Pilar
Pilar

Mensaje sin leerPublicado: Jue, 10 May 2012 12:15
por Guillermo Cumar.
Un excelente poema que no se olvida de los sufridores de ahora, de antes y de siempre. Cerrado magnífica aunque dolorosamente por tres versos superlativos.

Un abrazo

guillermo

Re: MARGINADOS

Mensaje sin leerPublicado: Jue, 10 May 2012 15:39
por lazaro Habana
Ana Muela Sopeña escribió:La orfandad nos acecha
con aislamiento frío en el mutismo.
En medio de las sombras deliran los cartílagos
y la luz se resiste
a que todo en nosotros sea un hueco
de carencia y marasmo.
El animal que rige nuestra piel
efectúa la huida a un bosque oculto,
donde la luna escapa al Gran Hermano.

Nos persigue el exilio
en la desolación de terremotos
y en el cuerpo del mundo el agua nos sumerge
en la ciudad de arena.
Las nubes contaminan nuestros bronquios
con trazados de chemtrails.
En el viaje la alquimia nos da vértigo,
la desnudez nos llena de peligros
y olvidamos lo efímero de todo.

Los refugiados miran
con miedo sobre el sol de medianoche
y un pánico de niebla el declive del Nasdaq.
El petróleo dirige
el llanto de los niños de la Tierra
y una lágrima cae
en los labios hambrientos de los hombres,
mientras un grito agónico de ancianas
horada la memoria de la gente.

Prostitutas muy jóvenes
se hacinan en los cuartos y no salen
a contemplar las horas en la nostalgia apátrida
que el barro les delata.
Clientes que deslizan su mentira
a través de los cuerpos
transmutando billetes en placer,
convierten la fricción en un teatro
donde ya nada es lo que parece.

Parados en sus casas
vagan en extravío por las cuevas
sin futuro ni aire, en túneles de bronce.
Darwinismo feroz
que convierte recursos en basura.
Redactan el currículum
como el mito de Sísifo, girando,
en la explosión de lunas sin cristales,
caminando sin rumbo por la línea.

Los náufragos respiran
en el mar del estrecho, tan temible,
al tiempo que las algas y las estrellas rojas
simbolizan las pérdidas
en océanos llenos de esperanza.
Un púlsar es latido
de inmigrantes que llegan sin papeles,
en pateras que son como un espejo
de la incesante búsqueda de vida.

Los desahuciados lloran
desnudos sobre sacos de cemento
en un ritual de lodo, despojados del numen,
arrastrando la nada.
Vacíos de hipotecas imposibles
donde el robo es lo único
que destella al final de rutas vanas,
en espíritus ávidos de sueños
que la lluvia destroza cada noche.


Ana Muela Sopeña


de la linea social que prefiero. La poesía como denuncia
para que vean que los poetas no son ciegos, si no
evocadores de cambios, de sanar injusticias, de buscar
lo quimérico.

Un poema muy bueno Ana

Abrazos

lázaro

Re: MARGINADOS

Mensaje sin leerPublicado: Jue, 10 May 2012 18:10
por Javier Cañas Belmar
Gran, gran poema, Ana. Me encantó. Un placer leerte de nuevo.

javi

re: MARGINADOS

Mensaje sin leerPublicado: Jue, 10 May 2012 22:50
por jose junco
Un muy conseguida imagen poética de este caos en que andamos sumidos, lo leo como sucesión de de diversas partes de un collage. Marginación y poesía casan muy bien aquí, destaco la energía poética, esa fuerza que está o no pero que en mi opinión no se puede simular ni impostar. Tú la sabes transmitir y eso pocos creadores lo consiguen. Un beso.

Re: MARGINADOS

Mensaje sin leerPublicado: Vie, 11 May 2012 18:24
por Quinteño de Greda
Ana Muela Sopeña escribió:La orfandad nos acecha
con aislamiento frío en el mutismo.
En medio de las sombras deliran los cartílagos
y la luz se resiste
a que todo en nosotros sea un hueco
de carencia y marasmo.
El animal que rige nuestra piel
efectúa la huida a un bosque oculto,
donde la luna escapa al Gran Hermano.

Nos persigue el exilio
en la desolación de terremotos
y en el cuerpo del mundo el agua nos sumerge
en la ciudad de arena.
Las nubes contaminan nuestros bronquios
con trazados de chemtrails.
En el viaje la alquimia nos da vértigo,
la desnudez nos llena de peligros
y olvidamos lo efímero de todo.

Los refugiados miran
con miedo sobre el sol de medianoche
y un pánico de niebla el declive del Nasdaq.
El petróleo dirige
el llanto de los niños de la Tierra
y una lágrima cae
en los labios hambrientos de los hombres,
mientras un grito agónico de ancianas
horada la memoria de la gente.

Prostitutas muy jóvenes
se hacinan en los cuartos y no salen
a contemplar las horas en la nostalgia apátrida
que el barro les delata.
Clientes que deslizan su mentira
a través de los cuerpos
transmutando billetes en placer,
convierten la fricción en un teatro
donde ya nada es lo que parece.

Parados en sus casas
vagan en extravío por las cuevas
sin futuro ni aire, en túneles de bronce.
Darwinismo feroz
que convierte recursos en basura.
Redactan el currículum
como el mito de Sísifo, girando,
en la explosión de lunas sin cristales,
caminando sin rumbo por la línea.

Los náufragos respiran
en el mar del estrecho, tan temible,
al tiempo que las algas y las estrellas rojas
simbolizan las pérdidas
en océanos llenos de esperanza.
Un púlsar es latido
de inmigrantes que llegan sin papeles,
en pateras que son como un espejo
de la incesante búsqueda de vida.

Los desahuciados lloran
desnudos sobre sacos de cemento
en un ritual de lodo, despojados del numen,
arrastrando la nada.
Vacíos de hipotecas imposibles
donde el robo es lo único
que destella al final de rutas vanas,
en espíritus ávidos de sueños
que la lluvia destroza cada noche.


Ana Muela Sopeña


Ana_
Qué bien has hilvanado en tus versos toda la problematica que nos afecta a tantos seres en nuestros días...
Son los muchos los versos que me han gustado, y por ser muchos, me quedo con todo el conjunto.
Un cordial saludo.

Mensaje sin leerPublicado: Sab, 12 May 2012 7:38
por Rafel Calle
Muy hermoso trabajo, amiga Ana, donde relatas una problemática social, después de haber reflexionado sobre terminar huérfano de nadie en alguna vacuidad.
Menos mal que la polución en los bronquios, por lo menos, nos permite ovidar lo efímero de todo. Se tose, pero bueno...
Ha sido un placer leerte. Felicidades por el poema.
Un cordial abrazo.

Mensaje sin leerPublicado: Sab, 12 May 2012 12:56
por Juan Vicedo
ANA MUELA: Después de tanto tiempo, ha sido un placer que constata poéticamente tus inquietudes y las nuestras. La poesía, tú lo sabes, ni puede ni debe convertirse en un mero juego floral. Puede y debe ser un arma carga en el presente. Un abrazo.

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 13 May 2012 3:03
por Ana Muela Sopeña
Gracias, Pilar. A veces surgen estos poemas sociales al constatar que lo que nos rodea nos va marginando cada día más.

Y debemos levantarnos para tomar nuestros puestos y recuperar nuestros derechos, dignidad, respeto.

Besos
Ana

re: MARGINADOS

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 13 May 2012 14:55
por Rafael Valdemar
Ana es evindente que tu poema lleva un mensaje de compromiso social. Me han gustado estos interesantes y necesarios versos que has escrito

saludos

rafael

Mensaje sin leerPublicado: Lun, 14 May 2012 15:43
por José María Marín Forteza
Todo un placer leerte, Ana, tu obra es hermosa. Mi enhorabuena con un saludo.

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 20 May 2012 7:48
por Administración Alaire
Enhorabuena, amiga Ana, por el reconocimiento como Poema de la Semana a tu obra "Marginados".
Un cordial abrazo.

re: MARGINADOS

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 20 May 2012 8:24
por Vicente Vives
Nos hemos convertido en unos marginados.
Pienso que la realidad nos supera a muchos.
Por eso preferimos fijarnos en la de los demás y obviar la nuestra.
Poema reflexivo y maravilloso el tuyo .
Dos lecciones aprendo en el:
La primera: El hueco de la incredulidad mal entendida
Sirve para que cada cual piense en sí mismo y excuse sus actos.
Y, segundo: Que bien escribes , Doña AnaImagen
Abrazos

re: MARGINADOS

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 20 May 2012 8:30
por Pilar Morte
Merecido reconocimiento y yo me alegro por ello
Muchas felicidades
Abrazos
Pilar