Página 1 de 7

YO, EL DEFORME (basado en "desechos" reales)

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 14 May 2013 16:49
por Nésthor Olalla
Yo, el deforme;
la viviente encarnación de un orden defectuoso,
que pende de un sinsentido extravagante y banal,
y obra mil malabarismos para adaptar decorados
donde interpretar su drama,
como excusas de encontrar un nuevo afán
más allá de lo que es vivo para su validación.

Soy de su conjetura;
la virtud excremental que abona mi anomalía;
un tipo con la conciencia de un bandido saqueador,
de indolencia refinada,
intemperante,
lascivo,
deslavazado,
escabroso,
soportablemente cruel.

Soy un truhán muñidor que vendió su condición
por el bien de un libertino;
un taimado marginal que solo atiende al mandato
de una frenética bestia,
que se ufana en ostentar su multicolor plumaje,
amén de efluvios y cantos,
fascinantes,
turbadores,
para atraer la ternura y seducir a las musas,
cohabitar con las sirenas,
y con todas las deidades que trasmuten en presencias
tangenciales.

Nunca estoy cuando me esperan;
tampoco donde me buscan,
no es el lugar más seguro para mi conservación.

Vago sin saber de mí acuciado por las mermas
en un cuerpo degradado por los duelos y quebrantos,
de una contusa trifulca en continua pelotera,
acumulando abandonos,
malogros y desalientos,
renuncias y deserciones,
alentadas por sofismas de un agonioso latir
cesante en la provisión de todo corpus vital
y de todas sus funciones auxiliares.

Tampoco obedezco a reglas de algún principio rector
que me inflija la razón como pauta o diligencia
de un quimérico futuro de relato inaprensible,
pleno de aleatoriedad.

Como artífice del fango,
consisto en no ser capaz de ascender al paraíso.
Llevo en mí a un ángel perdido rescindido de función
y de argumento,
que dejaron olvidado donde coagula la noche,
y ahora busca un nuevo abrigo que le de calor y estima
en algún rincón de piel amamantada de sol,
fecundada mansamente por su ley.

Por un falaz desvivir expongo intactas mis quiebras;
el cansancio que apilé fue forjando en mí la ruina,
nutriéndole a mi zozobra un repertorio de nadas
que confiscó mis alientos a favor de un espantajo
de impúdica agitación,
que gravaba de fatigas todo mi fugacidad.

No echo de menos mi patria;
mi andamiaje existencial se sustenta en el vacío.
Todos mis mayores logros reposan en la quietud
de un instante inaprensible donde intento reafirmarlos
con los frágiles herrajes de los hilos de una fe,
plagada de restricciones,
y una lejana esperanza muerta por inanición.

Laminado por mis sombras,
mi apotegma irrefutable queda acuñado en la esencia
de alguna tribulación,
con el sello incongruente de la verdad de un imbécil,
que azorado por la angustia se refugia en el delirio
y hace círculos de tiza para erigir su baluarte,
y así eludir la escasez,
por no sentir la intemperie de un viento cosido al frío
de un enigma putrescible que le habita en el declive,
y llegado a su apogeo queda del todo estampado
en la reseca pupila con la que miran los muertos.










Nésthor Olalla__________________
Sigo derogando leyes

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 14 May 2013 17:20
por Israel Liñán
Una carga de airada poesía, se siente la rabia al leerlo Nésthor.

Por cierto en tu firma había leído "Sigo drogando leyes", es una tontá pero me hizo gracia.

Un abrazo.

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 14 May 2013 17:38
por Ana Muela Sopeña
Excelente, Nésthor.

Elocuente presentación.

Me encantó.
Un fuerte abrazo
Ana

Re: YO, EL DEFORME (basado en "desechos" reales) r

Mensaje sin leerPublicado: Mié, 15 May 2013 7:27
por Hallie Hernández Alfaro
Nésthor Olalla escribió:Yo, el deforme;
la viviente encarnación de un orden defectuoso,
que pende de un sinsentido extravagante y banal,
y obra mil malabarismos para adaptar decorados
donde interpretar su drama,
como excusas de encontrar un nuevo afán
más allá de lo que es vivo para su validación.

Soy de su conjetura;
la virtud excremental que abona mi anomalía;
un tipo con la conciencia de un bandido saqueador,
de indolencia refinada,
intemperante,
lascivo,
deslavazado,
escabroso,
soportablemente cruel.

Soy un truhán muñidor que vendió su condición
por el bien de un libertino;
un taimado marginal que solo atiende al mandato
de una frenética bestia,
que se ufana en ostentar su multicolor plumaje,
amén de efluvios y cantos,
fascinantes,
turbadores,
para atraer la ternura y seducir a las musas,
cohabitar con las sirenas,
y con todas las deidades que trasmuten en presencias
tangenciales.

Nunca estoy cuando me esperan;
tampoco donde me buscan,
no es el lugar más seguro para mi conservación.

Vago sin saber de mí acuciado por las mermas
en un cuerpo degradado por los duelos y quebrantos,
de una contusa trifulca en continua pelotera,
acumulando abandonos,
malogros y desalientos,
renuncias y deserciones,
alentadas por sofismas de un agonioso latir
cesante en la provisión de todo corpus vital
y de todas sus funciones auxiliares.

Tampoco obedezco a reglas de algún principio rector
que me inflija la razón como pauta o diligencia
de un quimérico futuro de relato inaprensible,
pleno de aleatoriedad.

Como artífice del fango,
consisto en no ser capaz de ascender al paraíso.
Llevo en mí a un ángel perdido rescindido de función
y de argumento,
que dejaron olvidado donde coagula la noche,
y ahora busca un nuevo abrigo que le de calor y estima
en algún rincón de piel amamantada de sol,
fecundada mansamente por su ley.

Por un falaz desvivir expongo intactas mis quiebras;
el cansancio que apilé fue forjando en mí la ruina,
nutriéndole a mi zozobra un repertorio de nadas
que confiscó mis alientos a favor de un espantajo
de impúdica agitación,
que gravaba de fatigas todo mi fugacidad.

No echo de menos mi patria;
mi andamiaje existencial se sustenta en el vacío.
Todos mis mayores logros reposan en la quietud
de un instante inaprensible donde intento reafirmarlos
con los frágiles herrajes de los hilos de una fe,
plagada de restricciones,
y una lejana esperanza Muerta por inanición.

La minado por mis sombras,
mi apotegma irrefutable queda acuñado en la esencia
de alguna tribulación,
con el sello incongruente de la verdad de un imbécil,
que azorado por la angustia se refugia en el delirio
y hace círculos de tiza para erigir su baluarte,
y así eludir la escasez,
por no sentir la intemperie de un viento cosido al frío
de un enigma putrescible que le habita en el declive,
y llegado a su apogeo queda del todo estampado
en la reseca pupila con la que miran los muertos.










Nésthor Olalla__________________
Sigo derogando leyes




Un poema rabiosamente bello. Tan consistente en su avalancha de penumbra y envalentonado en su fijeza consciente.
Me recordó al jorobado de nuestra señora de París, a esa deformidad manifiesta y sin embargo luminosa. La figura de tu poema hace gala de un extraordinario yo hiperanalítico, esculpe de a poco y con descomunal talento la ira de los cristales semirotos, el estrellado balance de la sangre inteligente.

Ovación cerradísima y sostenida, hermano.

re: YO, EL DEFORME (basado en "desechos" reales) r

Mensaje sin leerPublicado: Mié, 15 May 2013 8:50
por J. J. Martínez Ferreiro
Un poema magnífico, amigo Nesthor, maldito hasta la médula, donde el perdedor, consciente del honor de su situación, responde con un retrato desolador de sí mismo, un retrato que lanza contra el destino, la hipocresía y la mentira de un mundo que lo vapulea, y al cual responde con el más vil de los desprecios.

Un abrazo.

re: YO, EL DEFORME (basado en "desechos" reales) r

Mensaje sin leerPublicado: Mié, 15 May 2013 12:27
por Pablo Ibáñez
Nésthor,

tremendo poema nos dejas, amigo. Lo tuyo son los extremos. De haikus mínimos pasas a extensas y extenuantes descripciones. Me gusta el tono descarnado y el lenguaje revolcón, la sucesión de magníficas barbaridades que explican este ser inquietante, este deforme animal con el que nosotros, raritos como somos, nos podemos identificar mientras nos recorre un escalofrío.

El título, como siempre haces, abre el apetito y sorprende.

Un abrazo, Nésthor.

Mensaje sin leerPublicado: Mié, 15 May 2013 12:58
por Carlos Justino Caballero
Nésthor Olalla,
Indignado en el contenido y en el placer del buen decir. Congratulaciones, poeta!

Mensaje sin leerPublicado: Mié, 15 May 2013 18:16
por Nésthor Olalla
Israel Liñán escribió:Una carga de airada poesía, se siente la rabia al leerlo Nésthor.

Por cierto en tu firma había leído "Sigo drogando leyes", es una tontá pero me hizo gracia.

Un abrazo.



No estaría mal eso de "narcotizar" leyes, quizá se harían más fáciles para su cumplimiento. Es una idea; la tomo.


Gracias por venir por aquí, compañero.


Abrazo.

Mensaje sin leerPublicado: Mié, 15 May 2013 19:41
por Guillermo Cumar.
Pintaste una foto tuya muy peyorativa, amigo
pero de mucho interés poético por la fuerza y el desarrollo
verbal y metafórico.

un placer leerte, amigo poeta.

Un abrazo

Mensaje sin leerPublicado: Mié, 15 May 2013 23:53
por Marius Gabureanu
Tremendo poema, muy intenso, amigo, me ha encantado en su totalidad. Destaco esta parte como mi favorita. El personaje construido, podría ser yo, también.



No echo de menos mi patria;
mi andamiaje existencial se sustenta en el vacío.
Todos mis mayores logros reposan en la quietud
de un instante inaprensible donde intento reafirmarlos
con los frágiles herrajes de los hilos de una fe,
plagada de restricciones,
y una lejana esperanza Muerta por inanición.


Felicitaciones sinceras, mis abrazos.

re: YO, EL DEFORME (basado en "desechos" reales) r

Mensaje sin leerPublicado: Jue, 16 May 2013 0:36
por Pilar Morte
Esta vez te has destapado para dejarnos un poema magnífico. Lo he disfrutado
Besos
Pilar

Mensaje sin leerPublicado: Jue, 16 May 2013 13:42
por Nésthor Olalla
[quote="Ana Muela Sopeña]Excelente, Nésthor.

Elocuente presentación.

Me encantó.
Un fuerte abraz
Ana[/quote]

Gracias, Ana. Dejo aquí mi admiración y agradecimiento por el atrevimiento y la audacia
demostradas al adentrarte en mis cosas.



Abrazo.

Mensaje sin leerPublicado: Jue, 16 May 2013 15:36
por C.P. Fernández
Formidable poema. Un bárbaro retrato. Me ha encantado.
Saludos.

Mensaje sin leerPublicado: Jue, 16 May 2013 21:29
por Macedonio Tracel
76 versos de un poema que suicida el silencio con una carga desmesurada de talento. el virtuosismo de saber darse como en bolsa. Por supuesto que es un personaje construído, solo en 1° persona uno se anima a darle tanto peso de destino y tristeza a las palabras asignadas. en cualquier caso lo que termina pasando es que generas belleza y eso puede ser tentador como cuando se drogan las leyes. por supuesto, no te conozco pero mi intuición dice que debes ser una persona (conste que no dije escritor porque eso puede ser o no importante) admirable para mis valores. esto va también para el amigo poeta que se te subió al carro. abran la ventana y aflojen con el látigo.
saludos

Mensaje sin leerPublicado: Vie, 17 May 2013 13:16
por Nésthor Olalla
Me abrumas, querida Hallie. No sé en qué te puedo haber ofendido yo para recibir esos elogios que tanto padezco por mi desmedida propensión al enrojecimiento de mis cándidas mejillas, con la correspondiente cara de "gil" que se me queda.


En cualquier caso gracias por dejarte caer por aquí, compañera de la cosa.


Mis saludos con todo y con eso.