Página 1 de 5

Amanece

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 27 Jul 2014 18:29
por Arturo Rodríguez Milliet
Amanece y no hay cielo,
sólo un tapete gris con nervadura de árboles secos.

En la inmensa solitud
falta espacio para estirar las rodillas.

La voz del trueno pregunta dónde fue a parar su destello
las gotas detienen su caída antes de llegar al suelo,
hay un decreto de polvo seco cada vez que se amanece sin cielo.

Sopla la brisa en reversa… de mi piel al infinito…
un hálito amargo empaña el espejo
rebotando en imágenes el caos que bulle bajo mis cabellos
y la corteza del árbol que se desnudó hace tiempo.

Las cenizas sepultan el fuego en ritual de grana y negro,
crepitan recuerdos en epitafios etéreos.

Amaneció y no hay aire por donde viaje el silencio,
los espacios devoran la voz y secuestran el eco.

Un haz de luz rasga el manto gris y una primera gota alcanza el suelo…

Huele a café…

Y hoy no amaneces ceñida a mi cuerpo.

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 27 Jul 2014 18:52
por Hallie Hernández Alfaro
Hermoso, muy hermoso, Arturo. Hay una levedad cediendo altura, un rasguño que duele a los sentidos; una falta, la falta, el vacío, la prisma a oscuras.

Aplausos a montones y felicidades por tu obra.

Un gran abrazo para ti.

Mensaje sin leerPublicado: Lun, 28 Jul 2014 14:44
por Javier Dicenzo
Arturo un verdadero placer pasar por tu obra, muy profunda tu voz, de altura, gran alegría de tener autores de tu peso.
javier

Mensaje sin leerPublicado: Vie, 01 Ago 2014 11:26
por Hallie Hernández Alfaro
Sube para deleite de todos.

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 03 Ago 2014 5:02
por Arturo Rodríguez Milliet
Hallie Hernández Alfaro escribió:Hermoso, muy hermoso, Arturo. Hay una levedad cediendo altura, un rasguño que duele a los sentidos; una falta, la falta, el vacío, la prisma a oscuras.

Aplausos a montones y felicidades por tu obra.

Un gran abrazo para ti.



Gracias Hallie, por tu generosa presencia y esa particular profundidad en tus lecturas y comentarios.

Un muy afectuoso abrazo.

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 03 Ago 2014 16:12
por Guillermo Cumar.
Un opaco y triste amanecer que no vislumbra la necesaria claridad para
que el día abra sus compuertas y todos los altares del poeta se rindan al
poema de una inspiración augusta y sosegada.
Sin esa claridad en la inspiración retratas bellamente esa dolor y pena
que nunca se ajena a la metáfora y al buen hacer poético.

un abrazo

re: Amanece

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 03 Ago 2014 16:34
por Pilar Morte
Un poema muy hermoso que busca la luz y la palabra. Me ha gustado también el cambio para
cerrar el poema con unos versos que nos devuelven a lo cotidiano. Aplausos.
Besos
Pilar

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 03 Ago 2014 18:35
por Gerardo Mont
Un decir rico y sentido atrapa desde los primeros versos y va guiando al lector por poesía de gran altura hasta un final que hace temblar el pecho. De lujo sentarse a tu mesa siempre bien servida, poeta. Un gran abrazo, amigo.

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 03 Ago 2014 19:36
por salva soler
Empiezas no dejando ver el cielo,lo cubre un manto y es este suspense que nos lleva hasta el aroma de una taza caliente.

Un abrazo
Salva

Re: Amanece

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 03 Ago 2014 22:08
por E. R. Aristy
Arturo Rodríguez Milliet escribió:Amanece y no hay cielo,
sólo un tapete gris con nervadura de árboles secos.

En la inmensa solitud
falta espacio para estirar las rodillas.

La voz del trueno pregunta dónde fue a parar su destello
las gotas detienen su caída antes de llegar al suelo,
hay un decreto de polvo seco cada vez que se amanece sin cielo.

Sopla la brisa en reversa… de mi piel al infinito…
un hálito amargo empaña el espejo
rebotando en imágenes el caos que bulle bajo mis cabellos
y la corteza del árbol que se desnudó hace tiempo.

Las cenizas sepultan el fuego en ritual de grana y negro,
crepitan recuerdos en epitafios etéreos.

Amaneció y no hay aire por donde viaje el silencio,
los espacios devoran la voz y secuestran el eco.

Un haz de luz rasga el manto gris y una primera gota alcanza el suelo…

Huele a café…

Y hoy no amaneces ceñida a mi cuerpo.



Un poema de exquisita sensualidad y suculento lenguaje. Me gusta mucho tu dominio poético. Abrazos, ERA

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 05 Ago 2014 5:54
por Rafel Calle
Hermoso poema de Arturo.

Mensaje sin leerPublicado: Sab, 09 Ago 2014 4:53
por Arturo Rodríguez Milliet
javierdicenzo80 escribió:Arturo un verdadero placer pasar por tu obra, muy profunda tu voz, de altura, gran alegría de tener autores de tu peso.
javier



Muchas gracias Javier.
Es muy generoso tu comentario y soy yo quien se alegra de contar con tu aprecio.
Un fuerte abrazo.

Mensaje sin leerPublicado: Sab, 09 Ago 2014 4:57
por Arturo Rodríguez Milliet
Guillermo Cuesta escribió:Un opaco y triste amanecer que no vislumbra la necesaria claridad para
que el día abra sus compuertas y todos los altares del poeta se rindan al
poema de una inspiración augusta y sosegada.
Sin esa claridad en la inspiración retratas bellamente esa dolor y pena
que nunca se ajena a la metáfora y al buen hacer poético.

un abrazo


Definitivamente, me conmueve más lo que tus ojos de poeta hallan en mis líneas que lo que originalmente me lleva a trazarlas. Gracias por tu serena y profunda mirada a lo mio.
Un gran abrazo.

Re: re: Amanece

Mensaje sin leerPublicado: Sab, 09 Ago 2014 5:00
por Arturo Rodríguez Milliet
Pilar Morte escribió:Un poema muy hermoso que busca la luz y la palabra. Me ha gustado también el cambio para
cerrar el poema con unos versos que nos devuelven a lo cotidiano. Aplausos.
Besos
Pilar


Mil gracias Pilar, si mis poemas buscan la luz, no hay duda que la encuentran cuando la generosidad de tu lectura los alumbran.

Un afectuoso abrazo.

re: Amanece

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 10 Ago 2014 6:42
por José Manuel F. Febles
Inmensa la claridad que ofreces en tu extraordinario poema, para un día opaco con la tristeza en su vuelo. Doblas la curva del camino y retratas el dolor que nos duele al leer. Haces que la poesía sea el arte casado con el pensamiento. Excelente tus versos. Mis felicitaciones.

Un abrazo grande.

José Manuel F. Febles