Página 5 de 6

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 17 Jul 2011 15:46
por Guillermo Cumar.
Los niños disfrutan con cualquier cosa
si no los acostumbramos mal.
Yo disfruté de tu magnífico poema
y te felicito y aplaudo.

Un abrazo

Guillermo

Mensaje sin leerPublicado: Jue, 21 Jul 2011 22:52
por Ramón Ataz
Nésthor Olalla escribió:También este poema, como el suelo de esa vieja sierra que describes, tiene un espléndido "crecimiento vertical".

Felicidades por el merecido reconocimiento, compañero.



Muchas gracias, Nesthor, te lo agradezco de veras.


Un abrazo, compañero.

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 31 Jul 2011 22:22
por Ramón Ataz
Isabel Moncayo escribió:Enhorabuena, Juan, No es fácil exponer lo que se ve, y hacerlo tan bien que los demás podamos verlo también y tan bien, o al menos aproximarse, no me estraña por eso el reconocimiento.

Un saludo




Muchas gracias, Isabel, por tu generosidad.


Un abrazo.

Re: Una clase de equitación

Mensaje sin leerPublicado: Lun, 01 Ago 2011 13:03
por Vicente Fernández-Cortés
Juan Fionello escribió:
Pero aquí, en esta vieja sierra semiurbana,
el suelo crece vertical, las aves duermen,
sonríen los profesores y los niños
al cabalgar en círculo sobre una yegua mansa,
viven la más audaz de las historias
que puedan algún día recordar.

Cuando les llegue el tiempo de la emoción fingida.


.





Un cierre perfecto para un poema sensacional por los cuatro costados.

Mi abrazo

Mensaje sin leerPublicado: Vie, 19 Ago 2011 19:43
por Jorge Larumbe
Juan, he leído un espléndido trabajo que hace honor a este sitio de poesía.
Mi cordial enhorabuena.

Mensaje sin leerPublicado: Vie, 19 Ago 2011 21:03
por jorge muñoz
Juan. Hermoso poema que parece bien una increíble pintura. Te pasaste de bueno. Abrazos.

Re: re: Una clase de equitación

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 06 Sep 2011 17:19
por Ramón Ataz
José Manuel Sáiz escribió:No sabes cómo me alegro que tu poesía se vea reconocida como merece y como mereces.
Mi enhorabuena más sincera, amigo Juan.
Un abrazo.
J. Manuel


Aunque las dificultades que he tenido últimamente para entrar y participar en el foro han retrasado excesivamente mi respuesta, te agradezco muchísimo tu presencia en este poema, y tus amables palabras.

Un fuerte abrazo.

Re: re: Una clase de equitación

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 06 Sep 2011 17:20
por Ramón Ataz
jose junco escribió:Excelente poema, Juan. Llama a la nostalgia desde un terreno amigo. Salud.Pepe Junco



Muchísimas gracias por tu generosidad, Pepe.


Un abrazo.

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 06 Sep 2011 17:21
por Ramón Ataz
Arturo Juárez Muñoz escribió:Estimado Juan:
He sido reiterativo al mencionar el enorme aprendizaje que me ha proporciontado esta experiencia.
Participar al lado de personalidades tan disímbolas, creativas en extremo e incluso extravagantes en otro, me ha significado una inmejorable oportunidad para interiorizar en la poesía de fondo, de altura..

Tu caso, y aclaro que siento distinguirlo de los otros grandes escritores que ambos conocemos, es que percibo un estilo poético de gran vastedad, de envergadura en la propuesta y contenido, y de polifacéticas imágenes que producen, en nosotros lectores, una perspectiva que parece girar y ampliarse en la medida que lo interpretamos.

Gozo enormemente este hecho, pues pareciera me coloco en un punto focal a gran distancia, lo que me permite admirar el entorno en su totalidad.

Vaya un humilde reconocimiento de parte de quien aprecia los logros y alcances de personas como tú:
Arturo Juárez Muñoz


Arturo, disculpa la tardanza en responder a tu amable y elaborado comentario, pero he tenido problemas para participar últimamente en el foro. Muchísimas gracias por pasar por aquí y por tu generosidad.

Un abrazo.

Mensaje sin leerPublicado: Mar, 06 Sep 2011 17:22
por Ramón Ataz
Gabriel Vidal escribió:Hola Me ha encanto este poema

Muy bello

Un abrazo



Muchas gracias, Gabriel, me alegra que te lo parezca y te agradezco que me lo digas.


Un abrazo.

Re: Una clase de equitación

Mensaje sin leerPublicado: Lun, 14 Nov 2011 20:46
por Ramón Ataz
E. R. Aristy escribió:
Juan Fionello escribió:Finjo mirar (y en realidad respiro)
a los niños felices, a cuidadores niños sujetándolos,
a la yegua contenida, fatigada,
que a su vez finge trotar y en realidad digiere
hierba sin vida y una impropia actitud funcionarial.

A mis ojos los separan escalones como imágenes
de una visión, o más bien,
de un espectro de luz que disimula su forma.
Las ramas póstumas de un árbol moribundo
reciben la extremaunción
de entrecruzados vientos que trenzan hasta aquí murmuraciones,
voces de no se quién ni se de dónde,
pero voces, de eso no hay duda;
es posible que más abajo, en la ciudad,
los automóviles manifiesten su opinión
y algunos edificios se pronuncien
acerca de las cosas de los hombres.

Pero aquí, en esta vieja sierra semiurbana,
el suelo crece vertical, las aves duermen,
sonríen los profesores y los niños
al cabalgar en círculo sobre una yegua mansa,
viven la más audaz de las historias
que puedan algún día recordar.

Cuando les llegue el tiempo de la emoción fingida.


.







Te felicito Juan por este merecido reconocimiento. Un poema hallmark, realmente capturas la esencia de la vida sana y simple.

Un abrazo,
ERA


Muchas gracias por la felicitación y por el comentario, Roxane.

Un abrazo.

Re: Una clase de equitación

Mensaje sin leerPublicado: Lun, 14 Nov 2011 20:48
por Ramón Ataz
Daniela Miño escribió:
Juan Fionello escribió:Finjo mirar (y en realidad respiro)
a los niños felices, a cuidadores niños sujetándolos,
a la yegua contenida, fatigada,
que a su vez finge trotar y en realidad digiere
hierba sin vida y una impropia actitud funcionarial.

A mis ojos los separan escalones como imágenes
de una visión, o más bien,
de un espectro de luz que disimula su forma.
Las ramas póstumas de un árbol moribundo
reciben la extremaunción
de entrecruzados vientos que trenzan hasta aquí murmuraciones,
voces de no se quién ni se de dónde,
pero voces, de eso no hay duda;
es posible que más abajo, en la ciudad,
los automóviles manifiesten su opinión
y algunos edificios se pronuncien
acerca de las cosas de los hombres.

Pero aquí, en esta vieja sierra semiurbana,
el suelo crece vertical, las aves duermen,
sonríen los profesores y los niños
al cabalgar en círculo sobre una yegua mansa,
viven la más audaz de las historias
que puedan algún día recordar.

Cuando les llegue el tiempo de la emoción fingida.


.





Impecable poema, Juan. Se lee con la respiración sostenida, la dosis justa de ritmo y serenidad. Me llevó a través de las metáforas a un rincón que creía olvidado.

Felicitaciones, realmente es de antología.



Daniela, muchísimas gracias por tu presencia y tu gentil comentario.

Un fuerte abrazo.

Mensaje sin leerPublicado: Lun, 14 Nov 2011 20:49
por Ramón Ataz
Ana Muela Sopeña escribió:Genial, Juan.

Felicitaciones por el poema y por la distinción.

La verdad es que llegarán tiempos de desolación..., por el momento disfrutar de una clase de equitación es lo mejor.

Me encantaría ir a una clase de equitación...

Un abrazo fuerte
y
Enhorabuena
Ana


Muchísmas gracias, Ana. Te aconsejo que pruebes a montar a caballo, te encantará.

Un abrazo.

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 10 Mar 2013 1:00
por Hallie Hernández Alfaro
Sube para deleite de los lectores de Alaire.

Re: Una clase de equitación

Mensaje sin leerPublicado: Dom, 06 May 2018 8:08
por Rafel Calle
Hoy se cumplen 5 años de la partida de Ramón Ataz.
Descanse en paz nuestro gran amigo y gran poeta.