¿Puede gustarnos un poema que no entendemos?

Aquí tendrán cabida discusiones y todo tipo de estudios sobre temas relacionados con el ámbito literario: técnica, oficio, valores poéticos, etc.

¿Puede gustarnos un poema que no entendemos?

por Óscar Distéfano » Vie, 19 Jul 2019 19:25

¿Puede gustarnos un poema que no entendemos?

Ante unos comentarios leídos en el poema 5,438 (viewtopic.php?f=1&t=34361), de la estimada compañera, Roxane, entro en el debate para decir que, hablando de poesía, yo he encontrado a lo largo de mi vida varios poemas que no he logrado entender. Un poema de Neruda fue mi primera confrontación con unos versos que me costó releerlo, hasta que muy concentrado en el poema, lo entendí. Luego vinieron otros poetas “difíciles”, principalmente los simbolistas, sumado a Baudelaire (quien me costó un poco menos porque era más racional que los otros: Rimbaud, principalmente). Entonces, poco a poco, fui siendo consciente de que cada poema existe con su correspondiente mensaje, que no existe la poesía inentendible. Mismo el surrealismo lleva el mensaje de no tener mensaje, de exponer sensaciones a través de la belleza de las metáforas y de la magia de las paradojas que nacen del subconsciente. Los poemas crípticos, cuyas llaves quedan en poder del autor, sin dejar la posibilidad de que sean tratados como jeroglíficos, son textos inútiles. Cualquier texto poético que pueda considerarse válido, debe ser un trabajo compartido entre poeta y lector. Si no existe la posibilidad de una franca confrontación entre lector y poeta, el texto deja de ser importante. Ante un poema que no entendemos, y que percibimos como versos aprehensibles, tenemos la obligación de entenderlo (siempre que el poeta sea de nuestro interés), por más que tengamos que seguir leyéndolo, por más que nos lleve un tiempo. A veces la falta de entendimiento proviene de un vocablo cuyo significado solo percibimos, y no disponemos de la voluntad para ir al diccionario; otras veces, leemos poemas que se encuentran más allá de los conocimientos y de la cultura que poseemos y, lógicamente, nos perdemos. Por esta razón, creo que todos los que nos consideramos poetas estamos obligados a estudiar, no solo los aspectos técnicos de la poesía, sino también su historia: las distintas corrientes, en cuanto a las motivaciones causadas por el momento histórico.
En síntesis, no comulgo con la idea de que un poema que no entendemos pueda gustarnos. Me parece imposible. Solo puede gustarnos el ritmo, algunas metáforas o imágenes bellas sueltas; pero, gustarnos el poema, eso no. Un poema nos gusta cuando se produce una revelación dentro de nuestro ser, cuando la transferencia del mensaje nos sobrecoge, cuando sentimos en el tándem poeta-lector el pedaleo justo (el ritmo) que nos hace disfrutar del viaje.

Saludos. Óscar
La improvisación está a un nivel muy bajo en comparación con las ideas elaboradas con seriedad y esfuerzo. (Nietzsche)

La poesía se atrofia cuando se aleja demasiado de la música. (Ezra Pound)

La poesía no es escribirla, es corregirla. (Ida Vitale)



http://www.elbuscadordehumos.blogspot.com/
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 8769
Registrado: Mié, 04 Jun 2008 8:10
Ubicación: Ciudad de Luque - Paraguay

Re: ¿Puede gustarnos un poema que no entendemos?

por Pablo Ibáñez » Lun, 22 Jul 2019 13:55

Óscar,

una interesante reflexión nos planteas, amigo. Otras veces ya hemos hablado de este controvertido asunto. Yo no sé la respuesta, la verdad. Cuando leo un poema, naturalmente prefiero entenderlo, pero debo decir que hay poemas que no he llegado a entender completamente y me gustan mucho. A mí se me ocurre que tal vez haya poemas que puedan entenderse de varias formas, o que el lector completa el significado cuando los lee. Sin duda te habrá ocurrido que un poema tuyo, de significado no "directo", ha sido interpretado por un lector de una manera sorprendente para ti, que nunca hubieras pensado. El lector disfrutó del poema desde su propia interpretación, desde el "significado" que entendió y que quizá no sea el que tú ideaste. ¿Habría que corregir al lector y darle tus mismas claves? Tal vez no.

Quiero decir que tal vez un poema que pueda significar distintas cosas para distintos lectores es un buen poema. ¿Cuál es su significado último? ¡Qué más da!.

A mí lo que no me gustan son los poemas absurdos, de esos herméticamente genialoides, ya me entiendes, que pretenden ser poemas "de libre interpretación".

Un abrazo.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4360
Registrado: Lun, 29 Jun 2009 10:59
Ubicación: Ovetense en Madrid

Re: ¿Puede gustarnos un poema que no entendemos?

por Óscar Distéfano » Lun, 22 Jul 2019 23:42

Pablo Ibáñez escribió:Óscar,

una interesante reflexión nos planteas, amigo. Otras veces ya hemos hablado de este controvertido asunto. Yo no sé la respuesta, la verdad. Cuando leo un poema, naturalmente prefiero entenderlo, pero debo decir que hay poemas que no he llegado a entender completamente y me gustan mucho. A mí se me ocurre que tal vez haya poemas que puedan entenderse de varias formas, o que el lector completa el significado cuando los lee. Sin duda te habrá ocurrido que un poema tuyo, de significado no "directo", ha sido interpretado por un lector de una manera sorprendente para ti, que nunca hubieras pensado. El lector disfrutó del poema desde su propia interpretación, desde el "significado" que entendió y que quizá no sea el que tú ideaste. ¿Habría que corregir al lector y darle tus mismas claves? Tal vez no.

Quiero decir que tal vez un poema que pueda significar distintas cosas para distintos lectores es un buen poema. ¿Cuál es su significado último? ¡Qué más da!.

A mí lo que no me gustan son los poemas absurdos, de esos herméticamente genialoides, ya me entiendes, que pretenden ser poemas "de libre interpretación".

Un abrazo.



Me encanta tu respuesta, Pablo. Ahora te responderé brevemente, pero volveré. Cuando un niño (un bebé) escucha que su madre le dice: "Mi amor, mi vida, mi nene hermoso", el nene sonríe y se excita moviendo brazos y piernas. Pero, sabemos que el niño no entiende el significado de las palabras que su madre ha pronunciado. ¿Qué sucede, entonces? ¿Por qué el niño reacciona si no entiende el significado de las palabras? La respuesta es que él, con toda seguridad, ha grabado la melodía, la expresividad (y quizás algunos cosquilleos de acompañamiento que le han hecho) de tales palabras, y responde a esos estímulos. En cierta forma, puede decirse que el niño "ha entendido" el mensaje de cariño y amor que le trasmiten esos sonidos; es la musicalidad la que juega un papel determinante en este tipo de comunicación. Es decir que hubo un entendimiento, sin necesidad de conocer el significado de las palabras. Este tipo de poesía existe. Además, me gustaría saber si conoces esto (de Wikipedia):
Se denomina jitanjáfora a un enunciado lingüístico constituido por palabras o expresiones que en su mayor parte son inventadas y carecen de significado en sí mismas. En una obra literaria, su función poética radica en sus valores fónicos, que pueden cobrar sentido en relación con el texto en su conjunto.
El término es de Mariano Brull, poeta cubano (1891-1956),1 donde este juega con los sonidos, inventando palabras sin significado.
Una de esas palabras es «jitanjáfora», como se aprecia a continuación:

Filiflama alabe cundre
ala olalúnea alífera
alveolea jitanjáfora
liris salumba salífera.


No quiero recargar el tema. Pero creo que es un tema interesante para desarrollar. Iré meditando sobre cada cláusula que has escrito, para luego ver si logro entender y responderte.

Un abrazo.
Óscar
La improvisación está a un nivel muy bajo en comparación con las ideas elaboradas con seriedad y esfuerzo. (Nietzsche)

La poesía se atrofia cuando se aleja demasiado de la música. (Ezra Pound)

La poesía no es escribirla, es corregirla. (Ida Vitale)



http://www.elbuscadordehumos.blogspot.com/
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 8769
Registrado: Mié, 04 Jun 2008 8:10
Ubicación: Ciudad de Luque - Paraguay

Re: ¿Puede gustarnos un poema que no entendemos?

por Pablo Rodríguez Cantos » Vie, 25 Oct 2019 12:30

Hola, Óscar. Me parece una cuestión muy interesante la que planteas.

Yo creo que, en la medida en que los seres humanos somos racionales (sálvese quien pueda ;-) ), solemos funcionar con nuestra razón activada, y automáticamente llevamos los mensajes recibidos al entendimiento. Mi experiencia con la poesía es que, cuando se entiende, el entendimiento no agota su misterio; y cuando no se entiende, se puede disfrutar solamente con la sensibilidad (también en el primer caso). Ya te digo que no es una repuesta, sino sólo una experiencia que comparto.

Óscar Diestéfano escribió:Los poemas crípticos, cuyas llaves quedan en poder del autor, sin dejar la posibilidad de que sean tratados como jeroglíficos, son textos inútiles. Cualquier texto poético que pueda considerarse válido, debe ser un trabajo compartido entre poeta y lector.


Bueno, yo no sería tan tajante. A veces el poeta puede escribir sin tener un lector presente, con lo que el proceso de la comunicaci´on no termina inmediatamente: es como mandar un "mensaje de Arecibo". Y otras veces el carácter críptico puede ser una forma de burlar la censura: yo, por ejemplo, hace unos años estuve en un foro en el que no se permitían poemas eróticos o religiosos (los dos en un mismo saco, qué curioso), y yo continuamente publicaba poemas eróticos y poemas religiosos, pero nunca me los echaron para atrás porque, debido a su complejidad, no se enteraron de nada. La verdad es que fue muy divertido para mí.

Gracias por plantear el tema.
λίθον ͑ον απεδοκίμασαν ͑οι οικοδομουντες
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 869
Registrado: Vie, 04 Ene 2019 10:46
Ubicación: Granada (España)

Re: ¿Puede gustarnos un poema que no entendemos?

por Felipe Fuentes García » Mar, 19 Nov 2019 20:14

He leído con mucho interés todo cuanto se vierte en los ilustrativos comentarios precedentes. Lo normal es que si un poema no se entiende, no guste. Se pueden apreciar del poema virtudes colaterales al trasfondo emotivo, pero no llega al lector en su totalidad, por eso, o no gusta o no acaba de gustar. Pero, ¿y si la emoción se percibe, aun no entendiendo?

Transcribo aquí lo que opina C. Bousoño, a propósito de su comentario sobre el Romance sonámbulo del Romancero gitano de G. Lorca, sobre lo que llama la revolución del símbolo (a partir de la escuela simbolista ~1885):
"Antes de esa revolución nos emocionábamos porque el lector entendía el dicho poemático. A partir de tal revolución nos emocionamos sin entender y solo porque nos hemos emocionado podemos llegar al entendimiento, si así lo deseamos, analizando la emoción que hemos sentido antes, análisis del todo innecesario".
Desde esta perspectiva podemos no entender, pero sí sentir una emoción, que sería suficiente.

Por otra parte, yo me pregunto también, en el caso del no entendimiento, por la validez o no del poema, que es tanto como plantear si la falta de entendimiento del poema me atañe sólo a mí, o realmente no lo entiende nadie. Porque las razones de la captación de un poema pueden ir desde un cripticismo irredento del dicho poemático en sí, hasta simplemete la falta de "posibilidad" en la recepción del lector. Por ejemplo, admitamos que el autor construye un poema tras una experiencia que el lector nunca puede hacer suya como, pongamos por caso, el púber que leyera un poema amoroso de un adulto. El lector no podrá "resonar" emotivamente con el autor, no podrá hacer suya de alguna manera la composición. Pero el poema podrá tener toda su validez.

Saludos.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 1421
Registrado: Jue, 11 Jul 2013 13:52
Ubicación: Alicante (España)

Re: ¿Puede gustarnos un poema que no entendemos?

por E. R. Aristy » Mar, 14 Ene 2020 17:52

Óscar Distéfano escribió:¿Puede gustarnos un poema que no entendemos?

Ante unos comentarios leídos en el poema 5,438 (viewtopic.php?f=1&t=34361), de la estimada compañera, Roxane, entro en el debate para decir que, hablando de poesía, yo he encontrado a lo largo de mi vida varios poemas que no he logrado entender. Un poema de Neruda fue mi primera confrontación con unos versos que me costó releerlo, hasta que muy concentrado en el poema, lo entendí. Luego vinieron otros poetas “difíciles”, principalmente los simbolistas, sumado a Baudelaire (quien me costó un poco menos porque era más racional que los otros: Rimbaud, principalmente). Entonces, poco a poco, fui siendo consciente de que cada poema existe con su correspondiente mensaje, que no existe la poesía inentendible. Mismo el surrealismo lleva el mensaje de no tener mensaje, de exponer sensaciones a través de la belleza de las metáforas y de la magia de las paradojas que nacen del subconsciente. Los poemas crípticos, cuyas llaves quedan en poder del autor, sin dejar la posibilidad de que sean tratados como jeroglíficos, son textos inútiles. Cualquier texto poético que pueda considerarse válido, debe ser un trabajo compartido entre poeta y lector. Si no existe la posibilidad de una franca confrontación entre lector y poeta, el texto deja de ser importante. Ante un poema que no entendemos, y que percibimos como versos aprehensibles, tenemos la obligación de entenderlo (siempre que el poeta sea de nuestro interés), por más que tengamos que seguir leyéndolo, por más que nos lleve un tiempo. A veces la falta de entendimiento proviene de un vocablo cuyo significado solo percibimos, y no disponemos de la voluntad para ir al diccionario; otras veces, leemos poemas que se encuentran más allá de los conocimientos y de la cultura que poseemos y, lógicamente, nos perdemos. Por esta razón, creo que todos los que nos consideramos poetas estamos obligados a estudiar, no solo los aspectos técnicos de la poesía, sino también su historia: las distintas corrientes, en cuanto a las motivaciones causadas por el momento histórico.
En síntesis, no comulgo con la idea de que un poema que no entendemos pueda gustarnos. Me parece imposible. Solo puede gustarnos el ritmo, algunas metáforas o imágenes bellas sueltas; pero, gustarnos el poema, eso no. Un poema nos gusta cuando se produce una revelación dentro de nuestro ser, cuando la transferencia del mensaje nos sobrecoge, cuando sentimos en el tándem poeta-lector el pedaleo justo (el ritmo) que nos hace disfrutar del viaje.

Saludos. Óscar



El mismo autor puede no entender su creación, no obstante es su más importamte trabajo. Siento que si un poema nace del subconsciente, es viable a cualquier lector y lo es por ser autentico. Me alegra mucho compartir contigo, Oscar, 10 autores que escribieron los poemarios más raros en los últimos 100 años.


1. Tender Buttons GERTRUDE STEIN, 1874-1946.
2. Orpheus and Eurydice JORI GRAHAM, 1950-
3.Star Dust FRANK BIDART, 1939-
4. Howl ALLEN GINSBERG, 1926-1997
5. The Cantos EZRA POUND, 1885 – 1972
6. The Changing Light at Sandover JAMES MERRILL, 1926 –1995
7. Garbage A. R. AMMONS, 1926 – 2001
8. Flow Chart JOHN ASHBERY, 1927 – 2017
9. Tea D. A. POWELL, 1963-
10. Eunoia CHRISTIAN BOK, 1966-

DIRT AND NOT COPPER.

Dirt and not copper makes a color darker. It makes the shape so heavy and makes no melody harder.

It makes mercy and relaxation and even a strength to spread a table fuller. There are more places not empty. They see cover.




( Una no malisima traduccion)

DIRT Y NO COPPER.

La suciedad y no el cobre hace que un color sea más oscuro. Hace que la forma sea tan pesada y no hace que la melodía sea más difícil.

Hace misericordia y relajación e incluso una fuerza para difundir una mesa más completa. Hay más lugares no vacíos. Ven la cubierta.

Gertrude Stein
© E.R.A.

"La gente habla a veces sobre la crueldad bestial del hombre, pero eso es terriblemente injusto y ofensivo para las bestias, ningún animal podría ser tan cruel como un hombre, tan artístico, tan artísticamente cruel."

Fyodor Dostoyevsky
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 11035
Registrado: Dom, 11 May 2008 20:04
Ubicación: Estados Unidos

Re: ¿Puede gustarnos un poema que no entendemos?

por Rafel Calle » Mié, 15 Ene 2020 12:23

Estimado amigo Óscar y demás intervinientes:
Realmente, no sé si puede gustarnos un poema que no podamos entender. A mí no me gustan los poemas que no logro entender. Por ejemplo, Poeta en Nueva York, del gran Lorca, no me gusta porque no me entero de nada; sin embargo, la poesía del maestro granadino, en general, me encanta, sin ir más lejos su Romancero gitano lo leo como una obra maestra. Y es que una cosa es el surrealismo que quiere ser simbolismo, de Poeta en Nueva York, y otra muy diferente es el simbolismo que quiere ser populista, del Romancero gitano.

A todo esto, pienso que en muchas ocasiones los poetas queremos hacer comulgar con ruedas de molino a los lectores de poesía. ¿Qué narices pretendemos transmitir en un trabajo que no se puede entender? ¿Evocación? De acuerdo, pero quizá deberíamos pensar en que la poesía tendría que ser mucho más que evocación, de lo contrario, la convertimos en una rama literaria de espectro muy reducido.

Veamos, coger un poema que no entiendes y recitarlo en voz alta, puede ser muy parecido a que alguien que no sabe inglés cante, por ejemplo, Hey Jude, de los Beatles. Le gusta la música, la siente, pero en realidad no se entera de nada más. Quiero decir que la poesía no se puede resumir como una canción en un idioma que no sabemos, tiene que ser mucho más. Frente a una obra literaria, el intelecto del lector tiene la obligación de adentrarse e inmiscuirse para interconectar con el pensamiento del poeta. Sin lector, la poesía es inservible, por lo tanto, la poesía debería tener muy en cuenta al lector. Como es lógico, cada lector tiene un nivel equis para la aprehensión del lenguaje literario; depende de muchos aspectos -cultura, inteligencia, capacidad de análisis...- el que un lector sea capaz de hacer suya la intención literaria del escritor. Pero lo dicho no tiene nada que ver con que un poema sea imposible de entender para una gran mayoría de lectores.

A mi juicio, el escritor es el culpable de que una obra no se entienda. Si una obra está bien pensada y bien desarrollada, seguro que se puede entender; no es necesario entender cada tropo, pero la obra, en general, tiene que poderse entender. Normalmente, cuando un poema no se puede entender es porque el poeta no ha sabido desarrollar su lenguaje convenientemente. En los poemas incomprensibles casi siempre se suele hallar una deficiencia en el desarrollo literario, sobre todo, el simbolismo no se ha desarrollado bien.

No es fácil escribir un poema simbolista que añada aditamentos surrealistas, o sea, hablo de un neosimbolismo y tiene que ser entendible. El neosimbolismo que, por ejemplo, quiso mostrar Lorca en su Poeta en Nueva York, aunque el Maestro lo fue corrigiendo durante dos años, finalmente, resultó neosurrealismo, es decir, un poema muy trabajado pero con demasiados tropos incomprensibles, mayoritariamente inconexos, en el contexto de toda la obra. Neosimbolismo es, por ejemplo, la poesía de Marius Gabureanu; muestra factores surrealistas, pero no los suficientes como para hacer la obra incomprensible. Y, claro, estoy hablando de equilibrio. Probablemente, el quid de la cuestión, cuando se habla de una obra incomprensible, sea su falta de equilibrio, literario, pero equilibrio al fin.

Seguiremos, amigos.
Abrazos.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 18348
Registrado: Dom, 18 Nov 2007 18:27
Ubicación: Palma de Mallorca

Re: ¿Puede gustarnos un poema que no entendemos?

por Pablo Rodríguez Cantos » Sab, 25 Ene 2020 13:06

Rafel Calle escribió:¿Qué narices pretendemos transmitir en un trabajo que no se puede entender?


Puede ser muy interesante escribir para que "por más que miren, no vean, por más que oigan, no entiendan". ¿Razones? Pueden ser externas, como burlar una censura, o internas, como guardar la intimidad, o incluso esenciales, como hablar de lo inefable. Creo que Machado escribió una vez algo como "confusa la historia y clara la pena" (cito de memoria).

Rafel Calle escribió:En los poemas incomprensibles casi siempre se suele hallar una deficiencia en el desarrollo literario, sobre todo, el simbolismo no se ha desarrollado bien.


No puedo negar tu afirmación, pero me gustaría añadir que hay estilos poéticos esencialmente herméticos, lo que hace muy crípticas todas sus obras, tanto las buenas como las malas. En tales casos la deficiencia suele estar en el lector, que no hace o no puede hacer el esfuerzo que la obra requiere.

Me temo que en nuestros días se juntan el hambre y las ganas de comer en este sentido: es un rasgo muy posmoderno. Los mensajes tienen a ser cortos y directos, de lo contrario aburren al lector y al escritor. Ni el lector tiene ganas de trabajar lo que lee ni el autor se esmera mucho en trabajar lo que escribe. Podríamos llamarlo "antipoesía" en su sentido etimológico, y hablando, claro, siempre en general.

Rafel Calee escribió:Por ejemplo, Poeta en Nueva York, del gran Lorca, no me gusta porque no me entero de nada; sin embargo, la poesía del maestro granadino, en general, me encanta, sin ir más lejos su Romancero gitano lo leo como una obra maestra. Y es que una cosa es el surrealismo que quiere ser simbolismo, de Poeta en Nueva York, y otra muy diferente es el simbolismo que quiere ser populista, del Romancero gitano.


Bueno, del surrealismo de Poeta en Nueva York habría mucho que hablar. Que es un libro (si es que es un libro) con influencia surrealista es evidente, pero no está claro que sea poesía surrealista; hay mucho debate en este punto en la crítica lorquiana. La palabra "populista" que usas para el Romancero gitano me parece peligrosa debido a sus connotaciones actuales; yo prefiero el término "popularista" de toda la vida, aunque lo popularista es sólo una de las facetas del Romancero gitano: la más evidente, pero no la más nuclear.

Saludos.
λίθον ͑ον απεδοκίμασαν ͑οι οικοδομουντες
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 869
Registrado: Vie, 04 Ene 2019 10:46
Ubicación: Granada (España)

Re: ¿Puede gustarnos un poema que no entendemos?

por Rafel Calle » Lun, 27 Ene 2020 16:45

Rafel. ¿Qué narices pretendemos transmitir en un trabajo que no se puede entender?
Pablo. Puede ser muy interesante escribir para que "por más que miren, no vean, por más que oigan, no entiendan". ¿Razones? Pueden ser externas, como burlar una censura, o internas, como guardar la intimidad, o incluso esenciales, como hablar de lo inefable. Creo que Machado escribió una vez algo como "confusa la historia y clara la pena" (cito de memoria).
Rafel. A pesar de que puedo estar de acuerdo con lo que dices, en esta ocasión abundaré un poco, amigo Pablo Rodríguez. Pienso que no hay excusas que valgan para justificar un poema que no se puede entender. La censura siempre ha existido, en el cine la salvaron los Ford, Hawks...; en la literatura los Cervantes, Quevedo... En cuanto a salvar la intimidad, me parece que la alegoría es una solución que ha procurado obras maestras. Y lo inefable, bueno, la poesía se presta como un guante para explicar lo que no puede explicarse solo con las palabras.

Rafel. En los poemas incomprensibles casi siempre se suele hallar una deficiencia en el desarrollo literario, sobre todo, el simbolismo no se ha desarrollado bien.
Pablo. No puedo negar tu afirmación, pero me gustaría añadir que hay estilos poéticos esencialmente herméticos, lo que hace muy crípticas todas sus obras, tanto las buenas como las malas. En tales casos la deficiencia suele estar en el lector, que no hace o no puede hacer el esfuerzo que la obra requiere.
Rafel. Y, sí, claro que existe la poesía que no es fácil de aprehender, sobre todo desde una panorámica racional, y, desde luego, un servidor se posiciona muy cercano; pero volvemos a lo mismo, si el poema no se puede entender, si el poeta no puede transmitir su pensamiento a una labor de lectura intelectual, dicho poema, a mi juicio, tendrá más agujeros que un queso emmental.

Pablo. Me temo que en nuestros días se juntan el hambre y las ganas de comer en este sentido: es un rasgo muy posmoderno. Los mensajes tienen a ser cortos y directos, de lo contrario aburren al lector y al escritor. Ni el lector tiene ganas de trabajar lo que lee ni el autor se esmera mucho en trabajar lo que escribe. Podríamos llamarlo "antipoesía" en su sentido etimológico, y hablando, claro, siempre en general.
Rafel. Completamente de acuerdo contigo. Interesante lo de "antipoesía".

Rafel. Por ejemplo, Poeta en Nueva York, del gran Lorca, no me gusta porque no me entero de nada; sin embargo, la poesía del maestro granadino, en general, me encanta, sin ir más lejos su Romancero gitano lo leo como una obra maestra. Y es que una cosa es el surrealismo que quiere ser simbolismo, de Poeta en Nueva York, y otra muy diferente es el simbolismo que quiere ser populista, del Romancero gitano.
Pablo. Bueno, del surrealismo de Poeta en Nueva York habría mucho que hablar. Que es un libro (si es que es un libro) con influencia surrealista es evidente, pero no está claro que sea poesía surrealista; hay mucho debate en este punto en la crítica lorquiana. La palabra "populista" que usas para el Romancero gitano me parece peligrosa debido a sus connotaciones actuales; yo prefiero el término "popularista" de toda la vida, aunque lo popularista es sólo una de las facetas del Romancero gitano: la más evidente, pero no la más nuclear.
Rafel. Bueno, Lorca se negó en redondo a que su poemario fuese tildado de surrealista, de ahí la polémica entre los críticos literarios. En aquellos tiempos, gracias a Bretón y su surrealismo, calificado de broma literaria por no poco expertos, dicho término estaba maldito para la mayoría de simbolistas que, en realidad, eran neosimbolistas, porque pretendían renovar el simbolismo añadiendo imágenes surrealistas a un discurso trufado de símbolos. De acuerdo, Pablo, mejor decimos popularista.

Pablo. Saludos.
Rafel. Abrazos.
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 18348
Registrado: Dom, 18 Nov 2007 18:27
Ubicación: Palma de Mallorca

Re: ¿Puede gustarnos un poema que no entendemos?

por F. Enrique » Dom, 02 Feb 2020 22:02

No llego a estar de acuerdo contigo, Óscar, en la conclusión que llegas en el tema que propones; yo llegué a ver a Eleanor Rigby cuando tenía quince años y conocía poco más que el "the end" de su lengua y aún hoy me siento embrujado delante de un cuadro de Chagall y escucho extasiado "Óleo de mujer con sombrero", es preciso tener en cuenta que cuando Silvio compuso la canción Marc Chagall aún vivía. Estamos de acuerdo que casos como los que te he nombrado no abundan. Pero te felicito, aportas un material valioso y trabajado que apunta a cuestiones llenas de interés y favorecen la participación y el seguir progresando.

"Ogni giorno, nella vita quotidiana, io riconosco intorno a me molti uomini poeti che non dicono una parola "poetica" nel senso convenzionale, ma che si "comportano" da poeti: e infinite volte mi succede di commuovermi di fronte a questa poesia non testimoniata da se stessa, concomitante con la vita, trascinata via con la vita" (Pasolini)

Cada día, en la vida cotidiana, reconozco a mi alrededor a muchos poetas que no dicen una sola palabra poética en el sentido convencional, pero se comportan como poetas: e infinitas veces sucede que me conmuevo delante de esta poesía que no es un testimonio de ella misma, no es concomitante con la realidad, no está arrastrada por la vida. (Pasolini - Traducción: Francisco Enrique León)


Enhorabuena, Óscar. Un abrazo.[/align]
*** *** *** *** *** *** *** *** *** ***

En unos días apenas me he quedado sin fe,
me he quedado sin música, sin luz, sin poesía,
insisto hasta el final porque no tengo freno;
he aprendido a hablar sin saber lo que digo.
(Sin título)
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4259
Registrado: Mié, 22 Ago 2012 19:47
Ubicación: Ceuta

Re: ¿Puede gustarnos un poema que no entendemos?

por Óscar Distéfano » Lun, 03 Feb 2020 15:26

Poemas inentendibles

Podría ser que el planteo hecho en este pequeño ensayo resulte inentendible para los que ven justificados los poemas herméticos, con ciertos argumentos que resultan legítimos, sin lugar a dudas. Como bien se ha expuesto ya en este post, existen ejemplos muy contundentes al respecto:

-El poema puede adolecer de deficiencias ortográficas, sintácticas (es decir, lingüísticas), por cuya causa se muestra impenetrable.
Muchas veces, en este caso, es posible subsanar este inconveniente, estudiando los patrones equivocados que ha utilizado el escritor: mismos errores repetidos, etc.

-El poema puede estar escrito en un idioma que el lector desconoce; o, también, puede estar mal traducido, hecho que lo desnaturaliza y lo vuelve imposible de llegar a su mensaje.
Estos inconvenientes también pueden ser superados con estudios e indagaciones, para llegar a una versión del poema que deja de ser inentendible.

-Puede estar escrito de forma intencional por motivos políticos, sociales o literarios, que al lector ajeno a esa intencionalidad le resulta imposible aprehender.
Muchos conocemos el caso de la Poesía hermética en Italia, que nació durante la guerra para burlar la censura del Fascismo. Tampoco podemos catalogar este tipo de poesía como inentendible sino, como su nombre lo indica: Poesía hermética, ya que, siendo oscura, se advierte que su mensaje se encuentra escondido.

-Puede ser que el autor haya utilizado símbolos muy personales, llevando el poema a mundos ajenos al lector, donde el autor del poema hace que el lector ignore el lugar donde se han guardado las llaves.
Este tipo de poemas es el más detestable, según mi forma de ver, ya que, tramposamente, utiliza el hermetismo como herramienta de composición. Digo detestable porque casi siempre está causada por la cobardía de mostrarse accesible: el poeta prefiere el escudo de la oscuridad ante la posibilidad de ser acusado de explícito.

-Puede ser un poema de surrealismo ortodoxo que carece de mensaje.
En este caso, creo que se trata del poema que más se entiende, ya que su objetivo de negar todo mensaje y proponer el goce estético a partir de las imágenes y metáforas que emanan directamente del subconsciente, es de por sí un mensaje.

-Algunos poetas no entienden sus propios poemas al otro día de haberlos escrito (Mallarmé es uno de ellos, según él mismo lo ha comentado).
Esto es absolutamente comprensible, posible de que así sea, porque fueron escritos en estados de enajenación mental (muchas veces debido a excesos en el consumo de alcohol y/o estupefacientes. Dicen que el ajenjo es uno de los más alucinógenos) o, directamente, de neurosis, como así también de una experiencia catártica donde, más allá de servir como una purga emocional, crea obras que contienen los elementos “impuros” (muchos de extraordinaria belleza) de tal autolimpieza psicológica.

Finalmente, algunos preguntan: “¿Quién tiene la autoridad intelectual para determinar que un poema es inentendible?”
Pienso que nadie. En este pequeño estudio, donde se concluye que el poema que no se entiende no puede gustar, lo que se afirma es que el lector —avezado, por cierto— luego de considerar todos los puntos arriba mencionados, siendo receptivo a cualquier posibilidad de justificación del mensaje oscuro, sigue sin entender; a ese lector —y sólo a ese— no debiera gustarle el poema, sin importar el hecho de que a otro pudiera gustarle. “A mí no me gusta el poema que no entiendo”, dicho así con franqueza se contrapone con esta afirmación: “Este poema no lo entiendo pero igual me gusta”, y enumera elementos como las imágenes, las metáforas, la cadencia, las paradojas, etc., que si bien son causas de emoción, están lejos de constituir revelaciones gnósticas, trasmisión de verdades que producen cambios determinantes en el espíritu. Solo pueden admirar los ropajes accesorios del poema.

La conclusión es que resulta sospechoso que un lector defienda un poema que no entiende. Porque, me cuesta creer que un poema sea entendido a través de las emociones. Las emociones solo sirven para el goce estético espiritual, nunca para el goce intelectual.
La improvisación está a un nivel muy bajo en comparación con las ideas elaboradas con seriedad y esfuerzo. (Nietzsche)

La poesía se atrofia cuando se aleja demasiado de la música. (Ezra Pound)

La poesía no es escribirla, es corregirla. (Ida Vitale)



http://www.elbuscadordehumos.blogspot.com/
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 8769
Registrado: Mié, 04 Jun 2008 8:10
Ubicación: Ciudad de Luque - Paraguay


¿Quién está conectado?
Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados