Memoria de Árido umbral en Cuenca, por Julio González

Agradecimiento

En esta entrada, deseo dejar constancia del reconocimiento agradecido a nuestros anfitriones en Cuenca, volcados con nosotros y abriéndonos las puertas de su casa con gran generosidad.

Pilar y Ángel, que con el trabajo minucioso y la gran dedicación del compañero Víctor Mallada, hicieron posible que, además de agua, lloviera sobre Cuenca la amistad y el sentimiento en los versos que fueron recitados a lo largo del día, alrededor del generoso vino de su bodega y la extraordinaria comida a que nos invitaron, así como en el entorno del hotel Leonor de Aquitania en la presentación del libro y el ágape que le siguió. Reitero el hondo agradecimiento a estas personas que con tanta esplendidez colocaron nuestro trabajo en el centro de la mágica ciudad de Cuenca haciéndonos sentir tan a gusto y tan bien abrazados por su amistad. Muchas gracias.
Salud.

Julio González Alonso.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Artículo anterior:
Siguiente Artículo:

Escrito por:

Publicado el: 24 octubre, 2014

Filed Under: Noticias

Vistas: 1088

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para realizar el análisis estadístico de las preferencias de los usuarios y mejorar la navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta el uso y si no lo desea o prefiere cambiar la configuración puede obtener más información a través de nuestra Política del uso de Cookies.

Aceptar Más info