Avenida de la poesía

Avda de la poesía

Autor: Rafael Valdemar

Resulta un axioma  hoy en día el que  la poesía está considerada la cenicienta de la literatura. La culpa quizá radique en ese desinterés generalizado que existe de lectores  y de las editoriales que apuestan más por las ganancias  seguras y fáciles. Quienes nos movemos dentro de este complejo y sugerente mundillo del verso escrito,  somos conscientes de las dificultades  que atraviesa  la poesía para acercarse al lector. Como también nos damos perfecta cuenta de la  situación de supervivencia que vive, o en su defecto sufre, dentro de la literatura. Es evidente que el panorama poético que se nos presenta no resulta nada halagüeño;  más bien todo lo contrario. Pero  a pesar de los inevitables y asiduos reveses que sufre y de que tantas veces  se muestra a contracorriente, en lo que confiere a la literatura escrita con el fin de ser satisfactoriamente retribuida, seguimos fieles a nuestros principios que no son otros  que el de continuar  con nuestro gratificante oficio de poeta. Por consiguiente, seguimos con el buril de la imaginación    forjando la palabra para  darle esa forma adecuada   que la poesía demanda. En definitiva  cumpliendo nuestra misión lo mejor que podemos  y en la medida en que uno  sienta el  impulso de hacerlo. Y la verdad, que esa fidelidad en lo que a mí personalmente me confiere, seguirá prolongándose porque hay situaciones y momentos intrínsecos  en la vida que  así lo requiere. Os comento que esta breve disquisición que ahora hago acerca de la poesía, viene originada     por el hecho de haber comprobado in situ  la deferencia  que en un recinto universitario han tenido con la misma. Una circunstancia que  realmente resulta alentadora, y por supuesto esperanzadora. Y  a  su vez,  en parte,  borra de un plumazo ese concepto marginal que tengo hacia todo cuanto rodea a este género literario, el que a mi criterio  parece hallarse asediado por  esa falta de interés que generalmente se tiene hacia todo lo que el universo poético representa.
Y ahora vayamos al quid de la cuestión que no es otro que el Campus  de la Universidad del País Vasco, edificio ubicado en la localidad donde yo resido; o sea Leioa (Vizcaya). En este Campus en una de sus calles,   han tenido la gentileza de nombrarla “Avenida de la Poesía”. Así como lo oyen. A mí la verdad que me resultó el primer día que leí su nombre muy sorprendente. Os comento que el motivo de ponerle el susodicho nombre se debe a que a lo largo de las dos amplias aceras que cuenta la calle han colocado un total de cuarenta losetas de metal y en cada una de ellas aparecen  grabadas estrofas de un determinado poema, aunque en alguna de ellas hay grabado un breve poema completo. Los poemas están escritos en diferentes idiomas: francés, inglés, euskera, catalán, gallego  y castellano. Desde luego que resulta bastante  interesante  pasear por esa avenida y deleitarse  con la lectura de todos esos versos. Lo ideal sería acercarse hasta el  Campus universitario que cito  para que puedan comprobar  in situ las correspondientes  losetas donde aparecen grabados sobre ellas  esa  selección de poemas que pertenecen  a diferentes autores y cuyos versos están escritos tanto en el estilo clásico como contemporáneo. Supongo que la mayoría de estos versos habréis tenido la oportunidad de leerlos a través de otros medios de divulgación más adecuados  porque  la mayoría de ellos son archiconocidos. En cambio pude que alguno  no  habréis tenido  ocasión de leerlos  con anterioridad. Lo que resulta palmario es  que prácticamente a la totalidad de sus autores  les  conoceréis sobradamente porque en su totalidad todos  ellos ya forman parte   del acervo poético universal.
Por otra parte, quiero comentaros que me resultan muy preocupantes los primeros indicios de deterioro que empiezan a sufrir algunas losetas por culpa de las inclemencias meteorológicas.  En alguna de ellas,  la pintura negra que resalta  el grabado de sus letras comienza a borrarse. Supongo que con el transcurrir del tiempo, los efectos de la lluvia y demás inclemencias  meteorológicos acaben por hacer prácticamente ininteligibles los grabados. Aunque bueno, también puede que quienes en su día tuvieron  la deferencia de colocar las losetas  allí con los versos grabados  se preocupen por su deterioro y opten por restaurarlas, o si no por sustituirlas cuando su desperfecto sea integral. Todo puede suceder para bien con el fin de que continúe a perpetuidad esa poética avenida dentro del Campus universitario. Está claro que quienes sentimos una atracción especial por la poesía quizá seamos los únicos que nos puede alegrar la existencia de la susodicha avenida. En cambio para quienes no simpatizan para nada con la poesía les vendrá al pairo que se encuentren allí esas losetas con sus correspondientes grabaciones; además, estoy seguro de que ni se han molestado en leer nada de lo que allí permanece escrito.  Es lógico y normal. Cada uno simpatiza con aquello que cree estar convencido de que le proporcionará el mayor grado de satisfacción personal. Yo  por razones obvias he creído  otorgarle un elevado grado de consideración a esta circunstancia, porque pensándolo detenidamente, la delicadeza y miramiento que esta Universidad del País Vasco  ha tenido con la poesía, me hace concebir  la idea de que felizmente la  indiferencia  hacia  la misma no es total. Y desde luego que esta circunstancia, en mi opinión,  a  los vocacionales poetas  nos confiere  un plus de motivación para que continuemos con   nuestra función  con el fin de llegar a conmover o emocionar al lector  con los versos que vamos dejando escritos.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Escrito por:

Publicado el: 24 octubre, 2017

Filed Under: Artículos, Revistas

Vistas: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para realizar el análisis estadístico de las preferencias de los usuarios y mejorar la navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta el uso y si no lo desea o prefiere cambiar la configuración puede obtener más información a través de nuestra Política del uso de Cookies.

Aceptar Más info